Berlin, Alemania - Embajada de Alemania
     
Se encuentra aqui: Inicio > Historia > Sacro Imperio Romano Germánico (962-1806)

Sacro Imperio Romano Germánico (962-1806) de Alemania

El Sacro Imperio Romano Germánico (en alemán: Heiliges Römisches Reich y en latín: Sacrum Romanum Imperium —para distinguirlo del Reich Alemán de 1871—, y también conocido como el Primer Reich o Imperio antiguo), fue una agrupación política ubicada en la Europa occidental y central, cuyo ámbito de poder recayó en el emperador romano germánico desde la Edad Media hasta inicios de la Edad Contemporánea.

Sacro Imperio Romano Germánico (962-1806)

El Sacro Imperio Romano Germánico (en alemán: Heiliges Römisches Reich y en latín: Sacrum Romanum Imperium —para distinguirlo del Reich Alemán de 1871—, y también conocido como el Primer Reich o Imperio antiguo), fue una agrupación política ubicada en la Europa occidental y central, cuyo ámbito de poder recayó en el emperador romano germánico desde la Edad Media hasta inicios de la Edad Contemporánea.

El nombre de Sacro Imperio Romano Germánico, se deriva del deseo de los gobernantes medievales de continuar la tradición del Imperio carolingio, que había desaparecido en el siglo X, el cual había revivido el título de Emperador romano en Occidente, como una forma de conservar el prestigio del antiguo Imperio romano. El adjetivo «sacro» se empleó hasta el reinado de Federico Barbarroja, que fue sancionado en 1157, para que su existencia como la santa voluntad divina en el sentido cristiano fuera legitimizada, por lo que la designación Sacrum Imperium fue documentada por primera vez en 1157,  mientras que el título Sacrum Romanum Imperium apareció hacia 1843 y fue usado de manera definitiva desde 1254. El complemento Deutscher Nation (en latín: Nationis Germanicæ) fue añadido en el siglo XV.

Bajo el reinado de la Dinastía Sajona (919-1024), los ducados de Lorena, Sajonia, Franconia, Suabia, Turingia y Baviera se consolidaron, y el Rey alemán fue coronado emperador del Sacro Imperio Romano Germánico de estas regiones. Bajo el reinado de la Dinastía Salia (1024-1125), el Sacro Imperio Romano Germánico absorbió el norte de Italia y Borgoña, aunque los emperadores perdieron el poder a través de la Querella de las Investiduras. Bajo los emperadores Hohenstaufen (1138-1254), los príncipes alemanes aumentaron su influencia hacia el sur y el este en los territorios habitados por los eslavos. En el Norte alemán crecieron ciudades prósperas como las de la Liga Hanseática.

La constitución básica del imperio, es el resultado del edicto de la Bula de Oro de 1356 que duró hasta su disolución, codificándose la elección del emperador por siete príncipes electores. A partir del siglo XV, los emperadores fueron elegidos casi exclusivamente entre los provenientes de la Casa de Habsburgo.

Las 95 tesis que cuestionan la Iglesia Católica romana fueron escritas por Martín Lutero en 1517, lo cual provocó la Reforma Protestante. La iglesia Luterana fue reconocida como la nueva religión sancionada en muchos estados alemanes después de 1530. El resultado de dicho conflicto religioso condujo a la Guerra de los Treinta Años (1618-1648), que devastó el territorio alemán. La población de los estados alemanes se redujo en un 30%. La Paz de Westfalia (1648) terminó la guerra religiosa entre los estados alemanes, pero el imperio de facto fue dividido en numerosos principados independientes. Desde 1740 en adelante, el dualismo entre la monarquía Habsburgo de Austria y el Reino de Prusia dominó la historia alemana. En 1806, el Imperio fue invadido y disuelto como consecuencia de las Guerras napoleónicas.

En 962 se formó el Imperio, bajo la dinastía sajona a partir de la antigua Francia Oriental (una de las tres partes en que se dividió el Imperio carolingio). Desde su creación, el Sacro Imperio se convirtió en la entidad predominante en la Europa central durante casi un milenio hasta su disolución en 1806. En el curso de los siglos, sus fronteras fueron considerablemente modificadas. En el momento de su mayor expansión, el Imperio comprendía casi todo el territorio de la actual Europa central, así como partes de Europa del sur. A inicios del siglo XVI, en tiempos del emperador Carlos V, además del territorio de Holstein, el Sacro Imperio comprendía Bohemia, Moravia y Silesia. Por el sur se extendía hasta Carniola en las costas del Adriático; por el oeste, abarcaba el condado libre de Borgoña (Franco-Condado) y Saboya, fuera de Génova, Lombardía y Toscana en tierras italianas. También estaba integrada en el Imperio la mayor parte de los Países Bajos, con la excepción del Artois y Flandes, al oeste del Escalda.

El Sacro Imperio por causa de su carácter supranacional, nunca se convirtió en un Estado nación o en un Estado moderno; al contrario, este mantuvo un gobierno monárquico y una tradición imperial estamental. En 1648, los Estados vecinos fueron constitucionalmente integrados como Estados imperiales. El Imperio debía asegurar la estabilidad política y la resolución pacífica de los conflictos mediante la restricción de la dinámica del poder, ofreciendo protección a los súbditos contra la arbitrariedad de los señores, así como a los estamentos más bajos contra toda infracción a los derechos cometida por los estamentos más altos o por el propio Imperio.

El Imperio Carolingio fue dividido en tres zonas por el Tratado de Verdún, en el año 843, como:

  1. Germania o Francia Oriental
  2. Francia Occidental (actual Francia)
  3. Lotaringia, zona situada entre las anteriores.

Los invasores nórdicos, o vikingos, atacaron desde varios flancos, aprovechándose de la debilidad en que se encontraba Europa, después de la muerte de Carlomagno. Los daneses comenzaron a controlar las rutas del mar del Norte, los noruegos invadían el norte de Escocia e Irlanda, incluyendo las costas occidentales inglesas.La Francia Oriental o Germania, ubicada al este del río Rhin, debió soportar los ataques de los húngaros y los eslavos, motivo por el cual el poder del rey fue perdiendo prestigio y fortaleza, contrariamente a los nobles, sobre todo, los duques, que poco a poco fueron controlando el gobierno, eligiendo a los reyes, cargo que comenzó a transformarse en electivo, luego de la desaparición de la dinastía carolingia.
 

 

 

 
  Alemania  ∙   Historia  ∙   Gobierno  ∙   Geografía física  ∙   Economía  ∙   Demografía  ∙   Cultura  ∙   Deporte  ∙   Gastronomía  ∙   Sociedad  ∙   Embajadas y Consulados  ∙   Pasaporte y Visas  ∙   Estados de Alemania  ∙  
Enlaces de interés:
Ich liebe dich
Te amo en alemán: en esta página encontrarás una guía para aprender a decir te amo y otras lindas frases en alemán.    
Embajadas y Consulados de Alemania:
 


USUARIOS ACTIVOS:

© Embajada de Alemania - Todos los derechos reservados.